martes, 26 de diciembre de 2017

¿Cómo evitar que entren a robar a mi negocio?

Sistemas de Seguridad CCTV


Por la naturaleza misma del comercio, los establecimientos están constantemente manejando efectivo y objetos de valor, haciéndolos perfectos candidatos para ser víctimas de actos delictivos, con violencia durante horas de trabajo o por infiltración de noche.

Especialmente en negocios más pequeños, los ladrones usualmente encuentran menos resistencia, siendo que sus operaciones buscan tener costos más bajos y no invierten tanto en seguridad. Ahora bien, el riesgo está presente y los daños pueden ser desde un par de artículos hasta tu propia vida, por lo que está de nuestra parte prepararnos para cualquier eventualidad.

Hay decisiones que podemos hacer por sentido común; instalar rejas fuertes, cerrojos, contratar vigilantes, pero, ¿qué más opciones tenemos para hacer que nuestro negocio sea seguro? Hay preparaciones que no están a la vista, mientras que otras servirán para desanimar a los malhechores:

  • Suficiente protección perimetral. Dependiendo de la construcción, terreno y edificaciones cercanas, a considerar la instalación de enrejados y cercados para eliminar puntos de fácil acceso.
  • Análisis de riesgos. Lo preferente es apoyarse de la experiencia de un proveedor de seguridad, para que estudie las condiciones del lugar, las limitaciones y posibilidades para armar una propuesta integral.
  • Capacitación al personal. Acordar con los empleados sobre los planes de acción en situaciones de seguridad, que sepan identificar y tomar decisiones rápidas para protegerse a si mismos y al negocio.
  • Revisión de expedientes personales. Entre los principales riesgos, se encuentran los que vienen del interior, por personal que colabore con criminales. Códigos, accesos a caja, tips sobre dónde se encuentran los objetos de valor, el daño se hace mayor mientras que sea hecho por alguien que conoce a fondo tu negocio. Toma precauciones al momento de contratar, mientras que no tengan referencias de tu entera confianza.
  • Analizando costos y los valores manejados, considerar contratar personal de seguridad. Su presencia en sitios visibles del negocio ayudan a darle confianza a los clientes, mientras que frustran posibles acercamientos criminales.
  • Dependiendo del número de empleados y el nivel de sensibilidad, se pueden emitir identificaciones para control de accesos, entre áreas de personal y secciones para público general. Igualmente para proveedores y trabajadores temporales, se pueden generar gafetes para permitirles el acceso y detectar con más facilidad a personas ajenas.
  • Registro de entradas y salidas en secciones administrativas, identificaciones para visitas.
  • Estar atentos a patrones de comportamiento vehicular, en estacionamientos y especialmente los puntos cercanos a puertas. Solicitar a vehículos mal estacionados que se retiren o llamar a la grúa.
  • Contar con un buen sistema de chapas en puertas y ventanas, para control de áreas administrativas y para seguridad general al cerrar.
  • Instalación de cámaras de circuito cerrado (CCTV), para detección de actividades sospechosas.
  • Instalación de botones de pánico, que según la configuración activen alarmas y/o contacten a la policía.
  • Tener control de llaves/accesos. Tener claro conocimiento o registros de quienes tienen llaves/accesos. Algunos sistemas pueden emitir contraseñas personalizadas para saber quién las usa.
  • Suficiente iluminación. El tener iluminación al frente del negocio y en espacios de potencial vulnerabilidad ayuda a desanimar a los criminales.
  • Las falsas alarmas pueden ser utilizadas para confundir a la policía y que lo califique como falla. Un proveedor de seguridad privada revisa cualquier instancia de activación.
  • Para turnos en horarios nocturnos o inicio muy temprano por la mañana, es recomendado que no tengan llaves y mejor manejarlo con personal o sistemas que controlen el acceso.
  • Mantenimiento de la apariencia del negocio. Al ver zonas o detalles en descuido, los ladrones lo ven como actitud relajada de los dueños y en la seguridad del lugar.
  • Actitud amable ante todos los clientes. Parte del robo en tiendas es “justificado” como venganza por el mal trato, o como escape de presiones personales; la actitud positiva y amistosa ayuda para reducir las posibilidades de una reacción criminal.
  • Detectar pronto a las personas que estén indefinidamente rondando en el negocio y que eviten el contacto visual. Tomar la decisión de abordarlo como dando servicio al cliente y contactar a seguridad dependiendo de la situación.
  • Los productos en estanterías y exhibidores bien organizados y limpios. Otro indicador que el negocio está prestando atención; un ladrón casual podría fácilmente robar en sitios donde hay desorden y descuido, pues el producto faltante tardaría en ser notado.
  • Eliminación de accesos utilizados por ex-empleados. Valorar cada caso, respaldar documentación de clientes y transacciones en sus correo, cambio de chapas, etc. Aun siendo de confianza, puede darse un acceso inadvertido a terceros.
Cuenta con HQE Security para proteger tus propiedad con Sistemas de Seguridad CCTV y más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario