martes, 23 de mayo de 2017

El robo, una realidad cotidiana en Guadalajara


De manera constante, los medios de comunicación retratan a nuestro país como un lugar inseguro en el que ocurren crímenes dignos de ser relatados en alguna novela de corte policiaco. La pobreza y las formas informales de ganarse la vida siguen siendo una de las caras del multifacético México, y esto, muchas veces, se traduce en robos a casa-habitación o a negocios comerciales.  




Con frecuencia, sin embargo, pensamos que los robos y asaltos ocurren únicamente en lugares como Veracruz, Guerrero y en la zona metropolitana de la Ciudad de México. Pero la realidad es distinta: en Guadalajara también existen zonas marginadas y de alta peligrosidad en las que los robos son la historia de todos los días, aunque el crimen también es una dura realidad en áreas más acomodadas.   

En la Zona Metropolitana de Guadalajara existen, al menos, cinco colonias que presentan serios problemas de inseguridad porque registran altos números de delitos. Según una investigación realizada por la Universidad de Guadalajara, que analizó cifras del periodo 2009-2015, las colonias más peligrosas de la capital jalisciense son el Centro, la Providencia, la Americana, la Jalisco y El Colli.  

La investigación detalló que la naturaleza de los delitos varió según la colonia. Así, por ejemplo, lo común es que en el Centro ocurran robos a transeúntes, y que de El Colli salgan denuncias de robo a casas, riñas y violencia intrafamiliar. También se detalló que en el corredor del Centro, la Americana y hacia la Providencia ocurren muchos robos a autos.  

Por el simple hecho de vivir en Guadalajara, ser propietario de un negocio, vehículo o casa significa que existe la posibilidad de ser víctima de los criminales, precisamente porque en los últimos años delitos como el robo han ido en aumento. 

Lo que se puede ver al leer las cifras presentadas por los investigadores de la UdG es que aunque hay zonas altamente marginadas en la Zona Metropolitana de Guadalajara, como El Colli, Lomas de Tabachines, Balcones de la Cantera y Arroyo Hondo, y que alrededor del 35% de los jaliscienses vive en pobreza, las colonias con buen poder adquisitivo, como Providencia, también sufren el flagelo del crimen.  

Con el aumento de los ilícitos en la Zona Metropolitana de Guadalajara, ningún dueño de negocio comercial, vehículo o casa-habitación puede sentirse completamente seguro. Precisamente las zonas residenciales de la capital aparecen como un buen botín para los criminales que han hecho del robo su modo de vida.  

En la actualidad, al usar servicios profesionales de protección, ya no hay razones de suficiente peso para que un negocio o casa sea víctima del crimen.  

HQE, consciente de la problemática por la que están pasando los habitantes de Guadalajara, ofrece una serie de soluciones profesionales y hace uso de la última tecnología (cámaras infrarrojas, sensores de movimiento, alarmas silenciosas, cercas electrificadas…), para que los dueños de casa-habitación y negocios puedan vivir con mucha mayor tranquilidad.  

No dejes tu seguridad en las manos de cualquiera y acude a servicios profesionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario